Inicio » Productos de proximidad

Productos de proximidad

productos-proximidad

Consumir y comprar productos de proximidad está de moda. Ya no es cosa de unos pocos consumidores que viven cerca de las zonas agrarias. Cada día están más a nuestro alcance gracias a los comercios de proximidad. Esta tendencia surge gracias al movimiento slow food, una asociación gastronómica que reivindica una nueva manera de entender la alimentación y su consumo, teniendo en cuenta el desarrollo sostenible, el cuidado del medio ambiente, el comercio justo y el compromiso ético con los productores y artesanos.

Sin embargo, sabéis qué es un producto de kilómetro 0 o de proximidad?

Qué son los productos de proximidad?

Por productos de proximidad entendemos que son aquellos de temporada y que han estado producidos cerca de donde se venden. En el caso de las verduras y frutas significa que son de temporada y de la zona.
Al término “proximidad” se le suma el de kilómetro 0. Para los productos km.0 diremos que la distancia entre la producción y el consumo final es mínima. El radio es inferior a 100 km; es decir, se producen en un entorno más cercano. En contraposición con los productos que se producen a miles de kilómetros del supermercado en los que se venden.
No debemos confundir los productos de proximidad con los ecológicos, ya que estos últimos apuestan por las opciones más naturales evitando los conservantes, abonos y pesticidas químicos.

Características de los productos de proximidad

Para que un producto sea considerado de proximidad debe cumplir una serie de características:
1. Son productos de temporada y frescos.
2. Su lugar de producción y consumo debe estar relativamente cerca. Es por ello, que cuando hablamos de productos de proximidad nos referimos a productos de la zona o locales. Y cuando son de km.0, la distancia es inferior a 100 kilómetros.
3. Para la producción, transporte y distribución deben seguir políticas y medidas de protección medioambiental.

¿Por qué comprar productos de proximidad?

Debemos consumir productos de proximidad por varias razones, pero sobre todo porque el comercio de proximidad es salud para el consumidor, para la economía local y para el planeta:

1. Calidad y salud

Las propiedades del alimento se mantienen prácticamente intactas gracias al poco tiempo que transcurre entre su colecta y consumo.
Estaremos consumiendo productos frescos y de temporada, más sabrosos y con mayor aporte nutricional, garantizando que no provienen de ningún invernadero y teniendo un mayor conocimiento y control de su procedencia y estacionalidad.

2. Sostenibilidad

Se consumen menos recursos naturales. Al ser productos cercanos a la zona de producción, asimismo se consume menos combustible en el transporte y se reducen las emisiones contaminantes. Promovemos la filosofía slow life en todos sus sentidos y apostamos por un mundo más limpio y sostenible.

3. Reducción en costes

La reducción de gastos de transporte y en intermediarios se ve repercutida en un mejor precio del producto para el consumidor. Gracias a la proximidad se ahorran costes innecesarios de transporte.

4. Impulso a la economía local

Es cierto que en las grandes superficies podemos encontrar de todo. Se suelen ubicar en las afueras de las ciudades, con largas colas para acceder y salir, y teniendo que desplazarte con transporte. Y como consecuencia aumentando las emisiones contaminantes. El apoyo al comercio de proximidad se traduce en dar impulso y apostar por la economía local. La economía es más justa y solidaria, ya que potenciamos su agricultura y ganadería.

 

La crisis actual está afectando al consumo de productos locales. Por ello, desde Saura Pirineos os queremos acercar una muestra de nuestros km.0 para impulsar de nuevo la economía local.